domingo, 29 de noviembre de 2015

Un baño de sol es lo más parecido a una sesión de meditación trascendental. La desnudez completa, la tregua del pensamiento, el abandono dichoso de que hablaban los místicos, el silencio del ser que se sabe y se quiere sólo y solo, aquí y ahora. Por estos parajes transitaban las musas de otros tiempos.

1 comentario:

Murciaútil dijo...

te ha faltado poner la hora y la fecha, porque a las tres de la tarde te pongo yo un 25 de julio en medio del campo de Cartagena y me hablas de lo que quieras....