jueves, 24 de diciembre de 2015

QUEVEDIANA

Ahora ya fue.
                       
                          Todo
empezó y acaba
en el gesto que lo vence,
en la palabra que lo nombra,
en la fe que lo eterniza.

Todo fue olvido,
y pronto será nada.

1 comentario:

Murciaútil dijo...

Y sin embargo no puede haber más. Enhorabuena Pedro. Precioso.